Editado el contenido de la revista "Por Amor al Arte" del Maestro Mario Carreño Godinez

martes, 1 de abril de 2014

Poesías

Te vas Como la Lluvia…
al Excmo. Sr. Alcarez en su Despedida

Te vas como la lluvia que fecundó el plantío,
como el azul verano que deja los manzanos
cargados de manzanas, los campos con rocío
y cosechas inmensas que sembraron tus manos.

Tu vida es una huerta de mil frutos de gracias
cuando la tarde llega rebosante de paz,
las luciérnagas buscan posada en las acacias
y las olas se duermen en las playas del mar.

Una conciencia vaga de gracia y de alegría,
un mundo de memoria y de inmensa gratitud.
Si las tardes se acercan y se termina el día,
la noche es de recuerdos de plenitud azul.

Te recuerdo en mis campos, te recuerdo en mis mares
sembrando bendiciones y pescando la luz,
tal vez nunca faltaron las dudas y pesares,
pero vino la gracia de la cruz de Jesús.

Pasaste muchas noches con tus redes al lago
con inmensa fatiga, con inmenso desvelo,
solo peces luceros te regalaba el cielo
y nubes peces grises con sus contornos vagos.

Llega la noche quieta con su manto de estrellas
invitando al descanso santamente sereno.
Gocemos en el sueño el arrullo del Dios bueno
y los sueños felices de viejas epopeyas.

Descansas, mas no entregas tu barca, pescador,
en la que tú pescaste a lo largo de tu vida,
te quedan muchas pescas en los mares de Dios,
sólo el timón entregas de tu barca querida.

El Señor te bendiga por siempre y de mil modos,
te dé su amor inmenso, te haga sentir feliz
para que cuando venga muy amigo por ti,
como obispo del Cielo nos bendigas a todos.

Tomada del Libro: “Mi Desierto, Poesías”
del Padre Rafael Alcántar Mondragón

Mis Quince Años

Al fin ha llegado niña
lo que tanto habías deseado,
fue la ilusión de tu vida,
el llegar a tus quince años.

Te hemos visto crecer,
te hemos visto jugar,
y también hermosa Kary,
te hemos oído cantar.

Los años que han pasado,
han pasado como el agua,
pero cada uno te ha dejado,
una semilla en tu alma.

La primera es la virtud,
y debe ser cultivada
con el agua de la gracia
que Dios derramó en tu frente,
cuando fuiste bautizada.

Riégala frecuentemente,
no la eches al olvido,
que siempre esté en tu mente,
que es tu principal motivo,
para seguir adelante
con la fuerza del Divino.

Y así como la azucena,
es símbolo de pureza,
conserva tu almita blanca,
sé siempre una niña buena.

Hace quince años tus padres,
recibieron un regalo,
Dios les mandó bendiciones,
y tus padres entre emociones,
te tomaron en sus brazos.

No los desprecies jamás,
ni tampoco los deshonres,
y recuerda que tus padres,
son tus amigos mejores.

Dios quiera que algún día,
seas una mujer con éxito,
y que saborees las mieles
que con tu esfuerzo has hecho,
y si el apoyo de tus padres,
para ti sea de provecho.

Todos te queremos Kary,
y nos sentimos felices,
compartimos tu alegría
de haber llegado a tus quince.

Tu abuelito que te quiere…
J. E R B.


L Aniversario

Como una florecita
que al despertar el alba,
nace fresca y bonita
esparciendo el perfume
que al corazón embriaga;

y que al pasar el tiempo,
cuando ya está lozana,
se encuentra muy ufana,
pues cuatro retoñitos
ahora la acompañan.

A esa florecita,
que nació una mañana,
cubierta de rocío
cual brillantes perlitas,
desde hace cincuenta años
me acompaña en mis cuitas.

Y los cuatro retoños
que de ella han nacido,
son nuestros cuatro hijos,
nuestros hijos queridos.

Has sido esposa buena,
has sido madre tierna,
nuestros hijos te adoran,
ya eres Bisabuela.

Sigo amando a mi esposa,
sigo amando a mis hijos,
en estos cincuenta años
hemos estado unidos
como aquel primer día
cuando Dios nos bendijo.

Gracias mi Padre Eterno,
gracias mi Madre amada,
yo no encuentro palabras
que broten de mi Alma,
para decirles “gracias”,
por tanto que nos aman.

A ustedes mis queridos hijos:
nunca se vuelvan la espalda,
manténganse siempre unidos
y ámense como Dios manda.

J. E R B


50 Años Juntos

Hemos pasado tanto tiempo juntos,
como lo que somos: marido y mujer.
Hoy que volvemos a renovar nuestros votos,
te digo que tú, esposa mía, me haz hecho poder amar y querer.

Han pasado muchas primaveras
y el Creador ha sido bueno con nosotros,
nos dejó tener cuatro hermosos retoños,
que ahora sus hijas son mamás y sus hijos son abuelos.

¿Quién nos dijo que este camino iba a ser fácil?,
¿Qué persona nos dijo que la vida con nosotros iba a ser dócil?
Hemos atravesado malestares y problemas juntos,
como la hermosa pareja de esposos que somos.

Mas de trece nietos hemos cargado,
hemos alimentado y hemos cuidado,
a una hermosa bisnieta hemos podido amar y querer,
y a un pequeño bisnieto, sus suetercitos le haz empezado a tejer.

Mira esposa mía,
nuestra piel se ve distinta pero no está fría,
hoy nos hemos vuelto a poner el saco y el vestido,
ya que muchas metas hemos cumplido.

Tantos recuerdos innumerables,
y cuántos momentos inolvidables,
¡Tantos son que no los puedo ya contar!
Porque apenas voy en el tercero y ya empiezo a llorar.

Pero dejando todo esto aparte,
te digo que tu y yo siempre saldremos adelante,
y lo hemos demostrado con estos cincuenta años
que tú y yo tenemos de casados.

¡Gracias al Divino Creador!,
por dejarnos llegar a nuestras Bodas de Oro,
para mí, este es mi gran tesoro,
que compartimos los dos con cariño y amor.

¡Gracias Virgencita!,
por dejarnos llegar a cumplir uno de nuestros sueños,
que este sea el comienzo de lo que somos,
una gran y hermosa pareja de esposos.

Siempre estaremos juntos,
y ni la muerte podrá separar
a esta hermosa pareja que cumplen cincuenta años,
de haber unido sus vidas para que siempre se pudiesen amar.

Poema dedicado a mis abuelos que cumplen 50 años de matrimonio

G T R R


Doy Gracias a Dios N.S. y al Señor Mario Carreño
por el tiempo que publicó en su revista
“Por Amor al Arte” mis
pequeños poemas o versos.
¡Gracias!
Me despido de mis compañeros,
mi aprecio, y les deseo éxito.
A mis lectores: ¡Mil gracias!
Me retiro agradecida.

I S J.



Mi Amiga la Soledad

Sentado en la banca de un jardín
veo a la gente pasar, sin mirar.
La vista se pierde en el confín,
el pensamiento vaga sin cesar.

No deseo ni pido compañía ;
me acompañan estos pensamientos,
son gratos, aunque son tiranía,
mis amigos en estos momentos.

Y no quiero el vaivén de esta vida,
un tiempo solo únicamente,
para estar conmigo y mi amiga
y poder soñar eternamente-

R R S

La Nubecita

En lo alto, en el cielo azul,
una pequeña nube está
como adorno de una majestad
en el velo hecho de fino tul.

Inmóvil en el espacio es
el sol reverbera sin piedad,
dejando color sobre la tez
y no llueve, qué calamidad.

La nubecita apenada está,
enviar el agua ya quisiera,
el mes de mayo lejos está.

Evitar esta calamidad
antes de que la vida muera,
a causa de la necesidad.

R R S

Mi Cristo

Sí, estás caído,
sí, estás ya muerto.
Y yo te pregunto:
¿Serás un olvido?

Son los cuatro vientos,
lares de esta tierra,
¿Esperan sedientos
cobrar tu locura?

Fuiste el peregrino
que quitó el amor,
dejando sin destino.

Al mundo en dolor,
si tú me lo permites
¡Soy tu redentor!

R R S

Mentiras

¿Qué le dices a tu corazón
cuando pregunta por mí?
¿Acaso le dices que ya me perdí,
que agarré otro camino
para alejarme de ti?

Hazle creer que todo fué así
para que no te reclame
por estar ya sin mi.

Miéntele, cuéntale muchas mentiras,
pero nunca le digas que fué todo por ti.
Que crea que yo fui el culpable
para que a mí me desprecie,
para que a mí me aborrezca,
pero no así a ti.

J B

La Conspiración

Una vez más, me dejaste sin palabras.

Aplacaste con dulzuras mis angustiados enojos, sollozos ahogados de impotencia, enojos ofuscados por el dolor.

MI reclamo injusto; era para ti.

Mi enojo inconsciente; era para ti.

Mi llanto angustiado; pensaba, era por ti.

Y un día, al cerrar los ojos, dejé vagar la derrotada imagen que guardaba en mi viejo espejo, la que disfrutaba colarse a donde quisiera, sin importar lugares ni distancias. ¡Oh! ¡Qué maravilloso es volar y volando así llegar hasta ti!

Me miraste con inmensa dulzura, pero no me invitaste a pasar, vi con gran emoción mi carta entre tus manos, mientras presuroso afinabas algo que parecían ser los últimos detalles.

Tantas ventanas en el cielo; y yo pensando que todas eran estrellas.

Subiste tu manga y al meter tu mano en aquel agujero, sacaste lo que parecía ser un grano de luz. Saló flotando de tus manos y se fué zigzagueando como si el universo fuera su campo de juego.

Tintiteando, se colocó junto a miles que ya ocupaban sus lugar, siempre apuntando a un lugar específico. Y hasta entonces comprendí:

Mi pregunta no era para ti, presionándote, angustiándote para que no te llevaras a mi hermano.

Hoy lo sé: la pregunta era para Él, si de verdad quería seguir en este mundo tan lleno de obscuridad y de frío o sequir aquel camino de luz que le habías preparado para que no se perdiera y llegara a tiempo a la fiesta de bienvenida que le hacía el Gran Señor a uno de sus hijos consentidos.

Disfrutar junto con Él, todos aquellos preparativos por el gusto de recibir a su hijo que ya tenía 40 años viajando por muchos lugares.

Y tuve que cambiar mi dolor por alegría, al ver lo afortunado que Él era, no cabía ningún egoísmo.

Era injusto querer tenerte a la fuerza en un lugar que hacía tiempo ya no tenía nada bueno para ti.

Y no pude menos que decir gracias Dios, por hacerme tan feliz: comprendí que no era malo conspirar, porque el universo siempre lo hace, y para nuestra fortuna esa conspiración siempre termina con una hermosa fiesta sorpresa donde el regalo, es un lugar especial teniendo de compañeras a miles y miles de estrellas en el universo.

Feliz Viaje, Carlos.

M J L

Desamor

Mis sonámbulos pasos, se han hecho mucho más lentos, se les perdió la mínima prisa por llegar a ningún lado, pasos que en mis días soleados, cualquier camino, cualquier vereda, siempre me conducían hasta ti.

¿Dónde estás?... No lo sé y no quiero saberlo. Te amo tanto, que si tu felicidad está lejos de mi, no dudo que estarás en un paraíso, sólo ahí te puedo imaginar. Nada más y nada menos de lo que merece un ser tan maravilloso como tú.

Pienso una y mil veces ¿Por qué lo nuestro termino? Y no encuentro otra respuesta, más que la mía, y sabes que es lo mucho que te amaba!!!

Y hoy, cuando este cielo gris sufre conmigo, en medio de su negrura y sus caudalosas lágrimas, un viento helado me susurró al oído esa respuesta.

No bastaba amar a morir, si solo es un corazón el que late alocadamente, mientras el otro… simplemente late.

Fué doloroso comprender lo importante que es la sintonía, la armonía, la mutua admiración, las simplezas que van llenando los espacios de cada día, espacios que también se me han perdido.

¿De qué te puedo acusar? ¡¡¡Que te robaste los mejores años de mi vida!!! Si cada segundo a tu lado valió mucho la pena.

¡¡¡Que bebiste hasta saciar, cada día el néctar de mi boca!!! Sin importarte dejar seco ese venero. Mientras con adormilados ojos, escuchaba tus tiernas palabras diciéndome al oído que en la vida no había nada que se me pudiera comparar.

¡¡¡Que!!! SI CADA DÍA ME CONVIERTO EN SOMBRA, no es tu culpa, soy yo la que no sabe vivir sin ti. El Universo debe estar decepcionado, al ver que no soy ni la sombra de lo que fui.

Pero sin en eso termina este ser que vivió de ti y por ti, entonces tan solo te pido un último favor.

No te pongas triste con los días nublados, sé que no te gustan, a partir de hoy disfrútalos con amor, mira sobre ti, ahí estará una brillante nube de algodón, buscando formar un espejo de agua y en él, uno de tantos días tal vez: volverte a mirar.

M J L

Nos gustaria saber lo que piensas del blog, escribe un comentario (* campos obligatorios)