Editado el contenido de la revista "Por Amor al Arte" del Maestro Mario Carreño Godinez

lunes, 3 de marzo de 2014

Biografía

Luis Cisneros

Güicho Cisneros nació un 15 de octubre en Gómez Palacios, Durango en una colonia que se llama Santa Rosa que se hizo “famosilla” porque ahí nació, ahí fué a la escuela y ahí se casó y porque también hay una calle que lleva su nombre.

A los quince años emigró a la Capital en un larguísimo viaje por ferrocarril. Entonces el clásico sonido de los rieles, los durmientes y el inconfundible chaca, chaca del tren le servía de ritmo y ahí compuso su primera canción a Amelia, una chica que viaja también en el tren. No recuerda el nombre de la canción, pero sí recuerda a la muchacha aunque poco después descubrió a otra chica que venía también a bordo y para no hacer el cuento más largo hizo seis canciones para aprovechar las veintiséis horas que duraba el viaje, en ese momento fué cuando descubrió su propio talento para hacer canciones, cosa que le resulta fácil, según sus palabras.

Su primera canción fué “Las Mañanitas” de los Dandys a las madres, inspirado por ser el primer mes de Mayo en el que estaba lejos de la casa materna y de ahí en adelante creaciones como “Gema”, “Alma de Cristal”, “El Duende”, cuyos títulos nos dieron pie a una anécdota muy simpática. A su primera hija le puso por nombre Gema inspirado en su canción, lo mismo a su segunda hija, la llamó Alma Cristal pero su esposa se opuso rotundamente a que su tercer hijo se llamara “Duende”.

La carrera musical de Güicho Cisneros es enorme, su talento es inagotable y su presencia en los escenarios sigue siendo reconocida y solicitada, actualmente inclusive se presenta constantemente con dos nuevos integrantes del trío Los Dandys, valores jóvenes que él descubrió y que son Chabal Torres en el requinto y la primera voz Firio Primero.

Pocos sabes que Güicho Cisneros fué seleccionado en su tierra para competir en ciclismo en los juegos de la Revolución cuando tenía algunos dieciocho años. Su despegue, prácticamente dicho, como compositor fué aquí en la Ciudad de México, cuando en compañía de dos de sus primos formó un trío llamado el Trío Tres Piedras, porque en el Norte, cuando una cosa está “a todo dar” se dice esto, está “tres piedras”. Por cierto, uno de sus primos tocaba originalmente la mandolina lo cual le dió la facilidad para inventar de hecho, el requinto trinado que es la misma técnica que una mandolina pero con guitarra, sin embargo, en cierta forma el nombre del trío no se prestaba para que la gente los identificara como intérprete de canciones románticas por lo que decidió cambiar el nombre y utilizar el actual de Los Dandys con el que nunca ha dejado de trabajar.

Güicho Cisneros está además haciendo una labor importantísima, en colaboración con una conocida radiodifusora, ha convocado a todos los tríos de México que interpreten música romántica para que acudan a él y los ayude tanto en la preparación musical como en los trámites para registrarse, darse a conocer, etc. con el único requisito de que su estilo no sea imitando a ningún trío existente, sino que demuestren su originalidad y presenten algo novedoso para el gusto de México. Esta labor es fabulosa pues su meta es lograr que no desaparezca esa tradición tan hermosa que es la música de Tríos.

Próximamente organizará un concurso a nivel nacional para el desarrollo de esta idea y con premios que consistirán en la oportunidad de grabar con una Empresa Disquera a quien ya tiene comprometida, en pocas palabras Güicho Cisneros está decidido a mantener la tradición de la música de tríos en una labor digna de ser alabada. Nos despedimos del maestro Cisneros recordando que su canción Gema que compuso a los veinticuatro años de edad, es reconocida como la canción romántica por excelencia y es además la más solicitada por el público mexicano.

Nos gustaria saber lo que piensas del blog, escribe un comentario (* campos obligatorios)