Editado el contenido de la revista "Por Amor al Arte" del Maestro Mario Carreño Godinez

sábado, 12 de noviembre de 2011

Si yo Digo lo que Digo


De tanto vagar por ahí
no se por dónde empecé
pero de cualquier manera
vengo de ‘onde viene usted.

De la tierra que en silencio,
con el agua y con el fuego
provoca toda la vida,
sus alegrías, sus miedos.

Entonces vengo del fruto
centro mismo del incendio
a contar lo que he aprendido
de la nuez, la flor, el siervo;
y aquello que no me acuerdo.

Le gustaba a mi caballo
la tierra que abandoné,
lo dejé con sus amores
paisano, me fuí de a pie,

yo no camino derecho,
siempre camino torcido;
el que camina derecho
conoce un solo camino.

Tengo solo una cabeza,
un sombrero basta y sobra
pa’ que me sirven dos camas
si yo duermo en una sola.

Yo soy el gallo que canta
anunciando el nuevo día,
yo soy el viento del sur
que nunca llegó a bahía.

La ciudad no me convence
y la paso de costado,
la escalera de cemento
solamente hace esclavos.

La mentira no me gusta
y por eso nunca miento,
simplemente cuando canto
sueño y al soñar invento.

Si yo digo lo que digo
no es porque me sobre ciencia,
yo no soy el que se mueve
es el mundo que da vueltas.

He visto las maravillas
que son posibles de ver,
es decir, todas las cosas,
las imposibles también.

Vi a las diosas que soplaban
pa’ que el mundo diera vueltas,
y vi que para ir al cielo
son infinitas las puertas.

Desde el gusano a la hoja
anduve la vieja planta,
y supe donde la mar
olvida el sol y no canta.

Espejo fui del espejo
pa’ que comprenda la nada
y conocí las miserias
en la bandeja de plata.

Alguna vez por adentro
me caminó lo de afuera,
mi Dios, yo fui el universo
y no supe lo que era.

Fui grande y después pequeño
pa’ ver que no hay diferencia
y me fui lejos del pago
pa’ conocer la querencia.

Yo no soy lo que parezco
sino lo que mi alma sueña,
y si me caigo en los pozos
es por mirar las estrellas.

Yo sueño panes enteros
en un mundo de migajas
respiro fuerte y no muero
porque no me da la gana.

Yo soy de los que caminan,
yo no soy de los que marchan,
nunca voy con los que lloran,
y siempre con los que cantan.

Soy el esclavo mas libre
esclavo de lo que amo,
la libertad y la belleza
saben bien de quienes hablo.

No pierda tiempo paisano
esperando por el tren,
que pa’ndar la vida, solo
se necesitan los pies.

Caminante, caminante,
no confundas tu destino
que una cosa es la tierra
y otra cosa es el camino.

Porque el tiempo le sobraba
pa’ lo poco que sabía,
el hombre inventó la guerra
por no conocer la vida.

El saber es necesario
como el árbol pa’ la sombra,
en manos del que no sabe
la manzana es una bomba.

Del cañón hay que zafarse
porque nunca dice nada,
la violencia trae violencia
pero nunca la esperanza.

No hay historia de segundos,
pero menos de terceros,
la cuenta comienza en uno
y termina con el cero.

Yo no soy quien te aconseja,
dale las gracias al tiempo,
que del tiempo viene todo,
todito lo que te cuento.

No hay comentarios:

Nos gustaria saber lo que piensas del blog, escribe un comentario (* campos obligatorios)